¿Qué debemos saber sobre el running?

0
saber sobre el running

Correr es una actividad muy gratificante que permite fortalecer tu condición física y además mejora tu condición mental, por eso cada vez se practica más. Para practicar running solo requieres colocarte la indumentaria apropiada, calzarte unas zapatillas adecuadas y salir a correr, será una experiencia inolvidable, adamas, conocerás nuevos amigos. Pero aun así existen muchas cosas que debemos saber sobre el running antes de comenzar a correr sobre el asfalto e ir adquiriendo condiciones necesarias. Todos los corredores que entrenan continuamente deben conocer cuáles son las normas básicas que debes seguir para progresar en el ámbito que ofrece el running.

¿Cuáles son las normas que debemos saber sobre el running?

No todos tenemos el conocimiento necesario que permita programar un entrenamiento para lograr las metas trazadas en el running. Por eso es necesario prestar atención a las siguientes normas que debemos saber sobre el running:

Se debe correr menos en asfalto y más en tierra.

Al menos el 80% de los entrenamientos se deben hacer en pistas de tierra. El asfalto es una superficie muy dura y por lo tanto muy propensa a generar lesiones. En cada zancada las articulaciones golpean contra el asfalto y soportan un peso 10 veces superior al del corredor.

Cambia las zapatillas en el momento adecuado.

Debemos siempre tener unas buenas zapatillas para evitar lesiones. El uso de las zapatillas adecuadas brinda la amortiguación propicia y protegen las articulaciones durante el kilometraje que se acumula durante el entrenamiento. Las zapatillas tienen una vida de unos 800 Km, a partir de este momento comienzan a perder sus propiedades, exponiendo músculos y articulaciones a lesiones.

Haz rodajes amenos.

Los rodajes se deben hace a un ritmo en el que se sientan cómodos, correr a un ritmo en el que puedas hablar con los compañeros durante un entrenamiento. Un buen método es hacerlo a un ritmo inferior al del ritmo durante un maratón.

Variar los tipos de entrenamientos.

La idea es no permitir que el cuerpo se acostumbre al ejercicio rutinario, si esto ocurre la condición de los músculos no continua avanzando. Por eso se debe acostumbrar al organismo a soportar diversos tipos de esfuerzos durante el entrenamiento.

Alternar los días de entrenamientos.

Debemos respetar esta regla para evitar lesiones, de tal manera que hay que realizar los entrenamientos en días alternos.

Descansar después de una carrera.

Es tan importante como entrenar, los músculos deben recuperarse, de no hacerlo, los músculos se resienten y detienen su avance. Una vez que concluye una carrera se debe descansar, si es un maratón debe hacerse por 15 días.

Incrementar el kilometraje semanal en un 10%.

Al comenzar a correr hay que ir incrementando el kilometraje un 10% semanal, al cumplir cuatro semanas se reduce el kilometraje 20%. Luego se comienza a subir nuevamente 10% hasta alcanzar el kilometraje propuesto.

Preparar los músculos al 5 + 5.

Estos son tiempos para preparar los músculos y organismo para correr y retornar a la calma. Se rueda lentamente por cinco minutos a ritmo lento para calentar los músculos y se trota cinco minutos para enfriar y retornar a la calma. Esto permite eliminar el ácido láctico que se acumula en las piernas.

Realizar ejercicios complementarios.

Puede suceder que después de un entrenamiento o competencia las piernas no dan más. Este problema de fuerza se debe corregir con ejercicios complementarios que van a mejorar nuestra condición.

Prueba la velocidad de carrera.

Esto se realiza para acostumbrarnos a un ritmo de carrera, emulamos los ritmos de competencia, intentando en algunas ocasiones superarlos ligeramente.

Siguiendo adecuadamente todas estas reglas podemos entender claramente todo lo que debemos saber sobre el running. Una vez que se entiendan veremos como mejora progresivamente nuestra condición física y mental.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here