¿En qué consiste el skipping?

0
skipping

El skipping es uno de los ejercicios más importantes para el entrenamiento y el aprendizaje de la técnica de carrera. Es común utilizar esta práctica en los calentamientos para activar la circulación o como ejercicio de coordinación antes de correr. Además fortalece el tren inferior haciendo que los músculos extensores de los tobillos y flexores de la cadera trabajen intensamente. El skipping puede utilizarse para entrenar la fuerza reactiva del tobillo que debe amortiguar e impulsar el peso del cuerpo. Es un mecanismo para trabajar la máxima frecuencia de zancadas, utilizándose en el entrenamiento de la velocidad de los movimientos.  

El skipping consiste básicamente en elevar las rodillas por encima de la cintura manteniendo la cadera en una posición elevada. El braceo juega un papel fundamental en el skipping ya que se coordina paulatinamente con el movimiento de las rodillas. Normalmente es utilizado como calentamiento antes de comenzar un entrenamiento, permitiendo activar el cuerpo, aumentando las pulsaciones y la circulación. Los beneficios que te ofrece son mejorar la coordinación, aumentar la capacidad reactiva del tobillo y fortalecer el tren inferior. Con la ayuda del skipping podemos prevenir lesiones y economizar mayor energía durante una carrera logrando mejorar considerablemente la eficiencia.

Objetivo que se busca con el skipping

El objetivo que se persigue con la práctica del skipping es trabajar la frecuencia máxima de zancadas en el corredor. Se utiliza aún más en el entrenamiento de la velocidad de movimientos, además de entrenar la fuerza reactiva del tobillo. Por ser un ejercicio que solo utiliza el peso corporal lo recomiendan para que los principiantes entrenen la fuerza reactiva. También es muy utilizado en personas que tienen un periodo largo de descanso y retornan nuevamente a los entrenamientos continuos. Los corredores con más experiencia opcionalmente añaden peso con cinturones o chalecos de entrenamiento para hacer más intensos los ejercicios.

Entre los beneficios que puedes tener incluyendo la práctica del skipping dentro de tu plan de entrenamiento están los siguientes:

  1. Trabajaras la velocidad y la potencia de tun técnica de carrera.
  2. Mejoraras tu coordinación y estabilidad.
  3. Activaras la circulación sanguínea.
  4. Fortaleces la musculatura del tren inferior.
  5. Entrenas la resistencia muscular orientada a la carrera.
  6. Reducirás el riesgo de sufrir lesiones.
  7. Mejoraras la economía de energía en la carrera.
  8. Es una manera excelente de trabajar la velocidad gestual.
  9. Permite depurar tu forma de correr y mejora tu postura para mejorar tu rendimiento.

Ejemplos de ejercicios de skipping

A continuación podemos observar algunos ejemplosde ejercicios de skipping que nos ayudan a fortalecer diferentes grupos musculares para nuestro beneficio.

  1. Skipping bajo y alto, en el skiping bajo lo que hacemos es elevar las rodillas más de lo normal. Se dan pasos pequeños y muy rápidos sin apenas levantar las rodillas, puede servir para mejorar la entrada de antepié. En el skipping alto se elevan las rodillas a la máxima altura, corriendo hacia adelante apoyados solo sobre los pies. apoyados solo sobre la punta de los pies se elevan las rodillas por encima de la altura de la cadera.  
  2. Skipping ruso, es igual al skipping que hemos visto pero se mantienen las dos rodillas bloqueadas y  no una. Lo que se busca es una elevación amplia de la pierna que colocamos al frente para generar contraste de desplazamientos. Lo que se busca es generar ese contraste entre una manera defectuosa de correr y la forma normal de desplazarnos.
  3. ContraSkipping o talones al glúteo, para realizar este ejercicio flexionamos la rodilla y elevamos el pie hasta el glúteo. Los muslos deben estar en posición paralela y los brazos deben ayudar a tomar todo el impulso que sea posible.   

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here