¿Se recomienda el ejercicio físico durante el embarazo?

0
Advertisement

Durante los años se ha fomentado el ejercicio físico en las embarazadas ya que trae consigo beneficios en la capacidad aeróbica de  la mujer  y también en la oxigenación de la placenta lo que beneficia directamente al futuro bebé.

Muchos son los estudios científicos que apoyan la realización de actividad física moderada de manera constante, practicada de forma regular y siempre que no esté contraindicado por alguna enfermedad o por un embarazo de alto riesgo.

Se atribuyen los “partos difíciles” a un estilo de vida sedentario ya que el trabajo de parto requiere de un esfuerzo físico muy intenso, por lo que una mujer físicamente activa estará mejor preparada para afrontar esta etapa final del embarazo.

Es importante consultar con un médico para poder obtener información detallada del estado de la Madre y del gestante, con el fin de poder asegurar el estado óptimo de la mujer durante el embarazo.

¿Que ejercicios se recomiendan y cuáles son sus beneficios?

Se recomienda la práctica de ejercicios aeróbicos, como el trotar, correr, natación, yoga,  pilates, entre otros,  3 a 5 veces a la semana, 30 minutos diarios a una intensidad moderada.

Importantes son los ejercicios de fortalecimiento muscular, específicamente de la musculatura abdominal y piso pélvico, con el fin de preparar el parto. Las mujeres pueden pujar con mayor facilidad en el caso de los partos vaginales y también disminuye a la mitad el riesgo de tener bebés con más de 4 kilos de masa, lo que reduce la posibilidad de finalizar el embarazo con una cesárea.

Además los expertos destacan que se tiene menor dolor durante el trabajo de parto, disminuyen los dolores lumbares, fortalece musculatura y estimula la circulación sanguínea.

No solo beneficios físicos trae consigo el ejercicio sino que también un componente emocional y psicológico que impactará directamente en la futura Madre.

Es importante evitar aquellas actividades deportivas de alto impacto, movimientos bruscos como saltos e impactos corporales los cuales podrían producir algún sangrado o disminución de los movimientos fetales. Las actividades como la gimnasia en piscina, el Pilates o caminar son los recomendados.

Beneficios post-parto

EL ejercicio físico además de evitar la aparición de várices y estrías durante el embarazo, tiene un beneficio directo en la recuperación de la fuerza de musculatura débil debido al tipo de parto. Se debe fomentar los ejercicios de fortalecimiento de  abdomen, pelvis y piso pélvico.

Toda vuelta a la practica en cualquier tipo de actividad física debe ser paulatina para que traiga beneficios directos, además de pensar que la Madre se encuentra en un periodo de adaptación y de cambios.

Advertisement

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here