¿Dolor en tus rodillas? Podría ser una disfunción patelofemoral

0
Advertisement

Muchos describen dolores en la rodilla después de correr, a veces durante la carrera las molestias te obligan a dejarla.

Puedes sentir punzadas y dolores localizados, la disfunción patelofemoral se caracteriza por un dolor agudo leve en la parte anterior de la rodilla que evoluciona a un dolor agudo en ocasiones incapacitante.

¿Qué es?

Se ha comprobado que correr o trotar en superficies de gran impacto o sintéticas traen consigo esta disfunción patelofemoral que se conoce también como “rodilla del corredor” que es básicamente cuando la patela o rótula falla en su movimiento de desplazamiento en la porción distal del hueso Fémur.

¿Cómo se produce?

Existen varias opiniones referente a la verdadera causa de esta patología, pero está asociada principalmente a:

  • Malformaciones de la articulación
  • Práctica de deportes en superficies de alto impacto
  • Pie plano
  • Desbalance muscular
  • Inestabilidad articular
  • Uso inadecuado de la zapatilla

Síntomas

El dolor siempre es característico en cualquier patología, se describe como un dolor en la zona anterior de la rodilla o por debajo de esta, generalmente después de la actividad deportiva y en ocasiones al reposo. Ardor en el borde lateral del muslo, inestabilidad en la articulación de la rodilla, muchos describen que “siento que se me va a salir la rodilla”.

En casos más graves se logra escuchar un chasquido al flexionar y estirar la articulación.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico lo debe realizar un médico traumatólogo el cual realizará pruebas en la articulación como palpar la zona y estirarla para descartar rotura de ligamentos, no solo se debe evaluar la rodilla si no que se realiza una evaluación completa para poder realizar un diagnóstico acabado. El apoyo de imágenes siempre es importante las cuales debe revisar el médico para descartar otra enfermedades.

Esta disfunción en la rodilla no está dada netamente por una malformación o golpe en la articulación si no que es el resultado de afectaciones de otras partes del cuerpo como desbalances musculares y  pie plano, también por el trabajo del entrenamiento como el lugar que se realiza la práctica deportiva, el uso adecuado de zapatillas, etc. Por lo que se debe realizar una evaluación completa antes de realizar un diagnóstico.

¿Se puede tratar?

Si, se realiza un tratamiento kinésico para esta disfunción que ayudará principalmente a disminuir el dolor de nuestra articulación y corregir ya sea hábitos deportivos o desbalances musculares, todo con previa evaluación kinésica en donde se plantearán objetivos y plan de tratamiento para cada caso en específico.

No se recomienda el uso de rodilleras post entrenamiento ya que se ha comprobado una disminución de la masa muscular en sus largos tiempos de uso. Se recomienda siempre elongar pre y post actividad física, además de ejercicios de control articular que te dará el profesional a cargo para que puedas reincorporarte a la carrera.

¿Se puede prevenir?

Como se ha mencionado anteriormente no es una enfermedad que se presente por un golpe o trauma directo en la rodilla, ya que esta “funciona mal”  por una causa ajena, ya sea por anatomía propia de la persona o por utilizar un calzado que no es el más óptimo para el tipo de entrenamiento que se está realizando y es por esta sobrecarga mecánica que se produce una disfunción patelofemoral.

No solo debes cuidar tu fuerza, velocidad y marca, si no que los factores externos como el tipo de suelo y calzado son importantes para disminuir todo riesgo.

Advertisement