10 consejos para volver a correr después de una pausa

0
Advertisement

Hoy escribiré de algo que si bien es una situación personal y transitoria, a muchos nos ha pasado; por ende, más que darles alguna “lección”, les escribiré desde lo personal, desde mi poca experiencia corriendo y la emoción que esto me provoca.

Para todos nosotros, los corredores amateurs, nuestras marcas se disfrutan, ya que son el resultado de sacrificio y desgaste, tanto personal como familiar.

Particularmente para mi, el año 2018 fué buenísimo, anoté mi mejor marca en 21K (1:18:50 en Saucony, no recuerdo el més) y en 42K (2:43:49, octubre en Viña).

Guau!, para el 2019 qué progresión se viene (pensé); pero en verdad el cuerpo y mis deberes en el trabajo y con mi familia me hicieron parar.

Desde diciembre solo corro “lo necesario” para “mantener” la forma física; salgo con mi hija pequeña en su coche running, trato de cuidarme en las comidas y todas las “ceremonias” propias de nosotros.

Pero ya es tiempo de volver; en octubre de este año, Dios mediante pretendo ir a Chicago a buscar mi mejor marca en los 42.195 metros; y debo comenzar desde cero, nuevamente.

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando estamos “parados”?

Cuando dejamos de correr lo que estábamos acostumbrados, obviamente comienza un proceso de pérdida de la forma física ideal o la forma física que ostentamos; esto obviamente va aumentando si estamos 100% parados.
acá hay una muy mala noticia, siempres será más fácil perder que ganar; por ende la forma física se pierde más rápido de lo que se recupera. Por ejemplo:

  • Entre 7 a 10 días sin correr, comenzarás a perder algo de potencia muscular y coordinación (muy poco).
  • Después de dos semanas sin correr, la capacidad aeróbica podría disminuir hasta un 6%.
  • Después de 9 semanas podría caer hasta un 19%.
  • Luego de 11 semanas sin correr, podría caer hasta un 27,5 %.

Por todo eso, quise escribir esto; quizás a alguien más le está pasando; ya sea por trabajo, lesiones, o netamente decisión personal; ya si llegaste hasta acá es por algo, te invito a seguir leyendo, quizás te sirva de ayuda.

Vamos con algunos consejos, los cuales ya estoy implementando:

  1. Objetividad ante todo: no te engañes, el haber estado parado influye, no pretendas meter los ritmos de antes; además recuerda que costará el doble en términos de esfuerzo.
  2. Escucha tu cuerpo: posiblemente te cueste hacer lo mismo de antes, volver a la rutina de pista, largos, series etc, siente tu cuerpo y lo que te dice; vas a tener menos sangre, bajará tu Vo2 máximo entre otras cosas; lo que influye quieras o no.
  3. Calidad antes que cantidad: siempre es preferible hacer solo un trabajo bien, (dos o tres sentadilla bien ejecutadas, por ejemplo; versus 5 o 10 sentadillas “a tontas y a locas”); lo mismo con los kilómetros.
  4. No vuelvas con cosas nuevas: si quieres comprar ropa, zapatillas y/o alguna otra indumentaria, hazlo cuando estés acostumbrado a este regreso; eventualmente puedes lesionarte si comienzas con cosas nuevas; recurre a tu indumentario “regalona”.
  5. Vuelve a entrenar tu mente: cuando estamos fuertes mentalmente es cuando mejor físicamente estamos, por ende, debes volver a entrenar tu mente, evoca pensamientos positivos, no te centres en lo que ya no hiciste.
  6. No compenses: muchos de los que entrenamos con un plan, cuando volvemos, cometemos el error de adicionar trabajos o kilómetros “por lo que no hicimos”; craso error, los kilómetros que no se corrieron, no se compensan; no lo hagas.
  7. Planifica correctamente: el común de los corredores corremos ya sea muy de mañana o ya entrada la tarde; no pensemos en volver de inmediato a levantarnos a las 5 AM, como en el mejor ciclo de entrenamiento; mi humilde consejo: vuelve las primeras semanas corriendo, pero en la tarde, eventualmente será más fácil; ya cuando estemos fuertes, volvemos con todo a las 5 o 6 AM.
  8. N O   C O M P A R E S: y lo escribo así, en mayúscula y bien grande, no te compares con el resto que si pudo o quizo entrenar en un periodo específico, estás a años luz de ellos (as); se tu mismo referente en términos de comparación; particularmente me he tratado de aislar (en buena forma) de mi grupo de entrenamiento (los que nos estamos preparando para Chicago), ellos están fuertes y metiendo buenos ritmos, si hoy me junto con ellos, mi frustración sería inmensa, prefiero volver cuando esté un poco más en forma y metiendo ritmos un poco mas similares.
  9. Disfruta cada paso: si volviste, es por algo, si por X motivo decidiste o te viste obligado a parar, disfruta esta vuelta, no te frustres, disfruta el estar haciendo algo que antes no podías.
  10. No seas ambicioso: ¿paraste y ahora quieres volver a correr igual que antes?, déjame decirte que la ambición puede llevarte directo a una lesión.

Quizás estos pequeños consejos te sean casi innecesarios, pero en verdad encontré importante escribir y documentar esto; ya que a mi me ha servido en esta vuelta, para volver más fuerte y motivado que nunca; espero te sirvan a ti también.

Nos vemos en la Ruta!.

Advertisement