Pequeños consejos para correr en cerro – Y Review Purén Trail

0

Hola a todos, y bienvenidos a mi primera columna de 2019; un tanto especial, por cuanto es la primera vez que corría en las tierras en donde nací.

Me encuentro en el periodo básico de preparación para este año deportivo en donde asoma Chicago como la meta final, entonces, es de vital importancia tomar fuerza para la carga de kilómetros que se vendrá a lo largo del año; para lo anterior, los especialistas siempre recomiendan algo que si bien no les gusta a muchas personas, es de vital importancia: hablo del cerro.

El cerro te proporciona muchos beneficios, de los cuales solo mencionaré algunos:

  • Mejorar tu técnica de carrera.
  • Mejorar tu economía de carrera.
  • Fortalecer tus cuádriceps y CORE.
  • Ejercitar musculatura que comúnmente no se ejercita en un trote normal.

Cuando la organización me invitó, no dudé ni por un minuto en ir, correr en mi ciudad y además transversamente seguir preparando el periodo básico de maratón; sería la última vez que corría en categoría 18-29 años, ya que al día siguiente estaría de cumpleaños, buena forma de despedir los 20’ pensé.

esta carrera, organizada por la agrupación de TRAIL RUNNING “PurenTrail”, en su primera edición contó con tres distancias: 5, 15 y 30 kilómetros, de una dificultad medio – alta; pero con unos paisajes que hacían correr sin problemas esas distancias.

La cita fué el pasado sábado 26 de enero, desde las 9 de la mañana, partiendo la distancia más larga y luego con una hora de desfase cada distancia siguiente.

La partida era desde la plaza de la ciudad y tomando camino rápidamente al cerro.

Al análisis de la ruta (me aventure con 15k), era de un poco más de 16K reales, con un desnivel acumulado de un poco más de 600 metros, comenzando en 20 metros sobre el nivel del mar y terminando en poco más de 500 metros en su parte más alta.

La estrategia era simple, correr a tope los primeros 2k, los cuales eran relativamente planos, luego hasta el kilómetro 7 “aguantar” la ascensión y por último los 9 kilómetros siguientes, bajar como si el mismo diablo me persiguiera e intentar terminar en menos de 1:30:00 esos 15 kilómetros, en una de esas me subía al podio.

La mañana estuvo muy agradable, primero partieron los 30K, luego venía nuestro turno; 10AM en punto y comienza la carrera, todos siempre salen a tope y esta no es la diferencia, la punta la toman tres personas, pero uno comienza a pegar palos y se vá rápidamente; yo solo trato de correr mi carrera, saliendo desde el pueblo, son cerca de 2 kilómetros que te separan del cerro, ese espacio transcurre muy rápido, no te das ni cuenta y ya estas tomando camino al sufrimiento; de la misma forma, logro ver al que en ese momento llevaba la punta; a ese momento ya iba tercero.

Comienza la ascensión y solo me concentro en dos cosas:

  • Rodillas arriba
  • Braceo contínuo y bien marcado

Si puedo dar un consejo acerca de correr en cerro (en subida) es solo ese; concentrense en subir las rodillas, manteniendo su postura y ejecutar el braceo a la perfección (compacto y con los codos en 90°), como si los estuviesen grabando para un documental; estas dos cosas hacen que: primero no te canses en demasía y segundo mejorar tu técnica de carrera.

Kilómetro 4 y le doy alcance al líder, le converso unas palabras para ver cómo iba, a lo que solo balbucea, “esta es la mía” pensé. me concentro, le pongo segunda y comienzo a subir dejándolo atrás; de ahí en más los nervios me hicieron correr más rápido de lo que tenía presupuestado y le puse a tope hasta los 7 kilómetros, en donde comenzaba la bajada.

Llegan los 7 kilómetros, y comienza la bajada; particularmente no soy corredor de Trail, por ende las bajadas me cuentan demasiado, uno comete el error de tender a “talonear” (bajar con el talón primero) y además de bajar “suelto” (con poco control sobre tu cuerpo).

Mi objetivo en ese momento era uno solo: realizar una bajada controlada, poniendo énfasis en la técnica de carrera y bajar con el cuerpo controlado.

Gracias a Dios así lo hice, pudiendo lograr muy buenos kilómetros en los últimos 7 u 8 finales, logrando un buen ritmo (entre 3 a 3:30 x km).

Hago toda la bajada y sólo quedaba el falso plano de llegada a la Plaza, en donde me enfoco en mantener el ritmo; al final de la calle veo que está el arco de la meta y solo quiero llegar, si bien ha sido una linda carrera, estoy exhausto.

Cruzo la meta, y me encuentro con la hermosa sorpresa que mi hija me estaba esperando; ¡me sentí ganador por dos!.

De esta linda carrera, me surgen los siguiente consejos (desde mi inexperiencia como corredor de cerro):

  • Siempre sal al cerro con bloqueador.
  • Revisa cuidadosamente la ruta, estudia por lo menos los puntos más altos y bajos del recorrido.
  • Sea la distancia que sea, corre siempre con equipo mínimo necesario (agua, gel, etc.)
  • Enfócate en brasear correctamente.
  • No descuides tus rodillas (siempre arriba).
  • Cuando subas, siempre procura hacerlo con una buena postura.
  • Cuando bajes, procura tener control de tu cuerpo, las velocidades que puedes alcanzar bajando, pueden ser peligrosas.
  • Disfruta, si bien el cerro es lo más duro en términos de esfuerzo físico para un corredor; también te regala parajes y paisajes hermosos en donde puedes distraer tu mente.
  • ¡Llévate tu basura de vuelta!.

Por último, los dejo invitados para la próxima edición, ya que por los buenos resultados de ésta, sin duda la familia de Purén Trail se animará a una nueva versión; felicitaciones para ellos y la tremenda organización.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here