Consejos para mantener el rendimiento de los corredores veteranos al máximo

0
Advertisement

El deporte es una actividad que todas las personas deberían realizar sin importar su edad. Sin duda, el cuerpo de una persona mayor no cuenta con las mismas características que el de un joven; sin embargo, los veteranos poseen algo que solo los años pueden otorgar: madurez y experiencia. Es cierto que muchas personas mayores se preocupan por realizar actividades físicas para mantener un buen estado de salud; a pesar de esto, no muchos veteranos continúan con la práctica profesional del deporte que más les gusta.

En el caso particular del running, los corredores de más edad definitivamente experimentarán cambios en su rendimiento y en su condición física, los cuales serán más evidentes a partir de los 50 años. De hecho, diversos estudios sobre el tema descubrieron que, en competencias de maratón, no existe una gran diferencia entre los tiempos de un grupo de 20 años y otro de 49. Por supuesto, es posible que el joven no sufra tanto desgaste como el veterano, también es posible que este último cuente con una mayor experiencia y unas mejores tácticas que le permitan aprovechar mejor sus capacidades. Entonces, se puede afirmar que la edad no está peleada con el deporte, pero sí se deben tomar ciertas medidas para la protección del practicante.

Consejos para mantener el rendimiento de los corredores veteranos al máximo

Muchos de los cambios que las personas notan al ir envejeciendo son productos de los buenos o malos hábitos que siguieron en su juventud. Antes de comenzar a establecer sus objetivos, un corredor veterano tiene que prestar atención a los siguientes puntos:

  • Mantener una buena alimentación: debido al gran desgaste energético del running, un corredor debe optar por el consumo de verduras, frutas, cereales, huevo y carnes. Evidentemente, tiene que mantenerse alejado de los azúcares y de los alimentos procesados.
  • Atender los músculos y los huesos: sin importar la frecuencia con la que el corredor entrenaba, el envejecimiento provoca pérdida de masa muscular, lo cual repercute en el rendimiento deportivo. Una forma de cuidar los músculos es a través de la buena alimentación y el consumo de proteínas. Al igual que los músculos, los huesos también se ven afectados por el paso del tiempo y, si no se tienen los cuidados necesarios, el corredor podría llegar a sufrir alguna lesión o, en el peor de los casos, una fractura. Para evitar esto, debe aumentar la ingesta de calcio y de vitamina D.
  • Cuidar los niveles de testosterona: los niveles de esta hormona también disminuyen con el paso de los años. Cuando un corredor tiene los niveles de testosterona bajos no sólo puede sufrir de un mal desempeño deportivo, sino que su salud también se verá resentida. Afortunadamente, existe una serie de suplementos que tu doctor de cabecera puede recetarte; de igual manera, llevar una alimentación saludable te permitirá controlar esta hormona.
  • Planear entrenamientos de fortalecimiento y recuperación: para todo corredor, la fuerza y la potencia son dos características importantes. Por esta razón, un veterano debe enfocarse en rutinas que fortalezcan sus músculos de manera que puedan soportar las exigencias del running. Además, este tipo de entrenamiento le ayudará a mantener su masa muscular. Si los jóvenes necesitan recuperarse, los veteranos lo necesitan más. Algunas de acciones que pueden llevar a cabo para asegurar su proceso de recuperación es aplicarse hielo, recibir masajes y respetar sus horas de sueño.

Metas para corredores veteranos

No cabe duda de que, alrededor del mundo, existen muchos corredores veteranos que continúan practicando el running. Y contrario a lo que se piense, con los cuidados correctos, un corredor de este grupo puede llegar a alcanzar un gran avance a partir de los cuarenta años. ¿A qué se debe esto? A que una persona mayor cuenta con más tiempo y más libertad que un joven en sus 20 o en sus 30 años, lo cual quiere decir que tiene más oportunidad de practicar y mejorar. Partiendo de esta premisa, ¿qué objetivos debería buscar un corredor veterano durante sus sesiones de entrenamiento?

  1. Disfrutar el ejercicio en sí y apreciar la condición física.

Los practicantes más veteranos del running no deben olvidar que, además de la parte competitiva, la razón por la que decidieron practicar running fue por el gusto hacia dicho deporte.  Esta sensación no debe perderse en el estrés de querer conseguir un mejor tiempo o de correr distancias más grandes, especialmente, en corredores de edad más avanzada. El simple hecho de practicar un deporte tan demandante como el running debe ser motivación suficiente para que los veteranos continúen con sus planes de entrenamiento y disfruten el proceso. Después de todo, los años no les quitan la misma satisfacción que a los runners más jóvenes: la de dominar su cuerpo y realizar hazañas físicas que no muchas personas llevan a cabo.

  1. Recurrir a los aparatos aeróbicos del gimnasio

Si bien para un corredor veterano los ejercicios de fuerza son importantes, debe prestar especial atención a las rutinas cardiovasculares que puedan realizar en el gimnasio. ¿Por qué se tendría que seguir una rutina de este tipo en lugar de correr sobre el pavimento? Porque las máquinas de ejercicios cardiovasculares permiten que los usuarios entrenen y desarrollen su estado físico sin la necesidad de exponerse al pavimento y a la aparición de posibles lesiones, las cuales pueden llevar un mayor tiempo de recuperación en los runners veteranos. Además, este tipo de rutinas también les permitirá incluir entrenamientos más intensos de intervalos y carreras de umbral hacia afuera. Para ganar mayor condición, se recomienda que los interesados no utilicen la cinta de correr, sino que más bien recurran a aparatos como las elípticas o los stairmasters.

  1. Planear sesiones de levantamiento de pesas

Sin importar si se trata de un corredor joven o de un veterano, la fuerza es una de las cualidades más importantes para un runner. De hecho, muchas prácticas de running se basan en entrenamientos cruzados y en sesiones de fuerza. Estas rutinas son de vital importancia a partir de los 40 años, edad en la que comienza a presentarse el deterioro muscular. Por estas razones biológicas, los corredores veteranos deben tener una mayor disciplina en este tipo de rutinas: así como pierden músculo y fuerza rápidamente, lo pueden perder con la misma velocidad, por lo tanto, es mejor optar por la constancia y la estabilidad. Muchos entrenadores recomiendan que los veteranos corran entre 3 y 4 días a la semana y el resto de su tiempo lo inviertan en el gimnasio.

  1. Preocuparse por la disciplina, no por la rapidez del avance

A la gran mayoría de las personas, si no es que a todas, les gusta ver resultados instantáneos. Pero cuando se trata de ejercicio, lo único que queda es seguir esforzándose y ser disciplinado. Debido a los procesos biológicos propios del envejecimiento, es sumamente posible que un veterano no vea los mismos resultados físicos y de desempeño que un joven, a pesar de esto, necesita mantener la disciplina en cada una de sus rutinas, pues con ellas, además de mejorar, protegerá su salud.

El envejecimiento es un proceso que todas las personas vivirán y, como toda etapa, viene con cambios a los que uno debe ajustarse. Sin embargo, esto no quiere decir que las personas mayores tengan que renunciar a los deportes que les gustan, tampoco deben caer en una desmotivación que les impida fijarse nuevos objetivos. Como todo en la vida, el running es una cuestión de esfuerzo y adaptación, así que los corredores deben modificar sus rutinas para que estas les ayuden a alcanzar sus metas.

Advertisement