Cinco alimentos recomendados para combatir las inflamaciones más comunes de los corredores

0

Seamos honestos: como todo deporte, el running no está exento de riesgos para el corredor, así como potenciales lesiones que pueden tener su origen no sólo en las circunstancias del entorno, sino también en una mala práctica de la actividad.

Los expertos señalan que la tendinitis aquílea (lesión del talón de Aquiles), la fascitis plantar (inflamación de la fascia plantar) y la condropatía rotuliana (mejor conocida como rodilla del corredor) están entre las lesiones que más suelen afectar a los runners; tienen en común el hecho de ser inflamaciones de los tendones asociados (o la bolsa sinovial, en el caso de la rodilla), y como tales pueden prevenirse, o sino tratarse en caso de haberse desencadenado las afecciones.

Ante estos casos, la primera recomendación es que el afectado acuda ante el médico especialista, quien le dará el tratamiento adecuado a su situación; del mismo modo, debe respetar el reposo que con total seguridad le indicará el profesional de la salud, y revisar su práctica para modificar cualquier rutina que esté ocasionando el desgaste físico. Sin embargo, algo que muy pocos toman en cuenta es el hecho de que existen alimentos que ayudan a controlar la inflamación, y que, a diferencia de los antiinflamatorios recetados, pueden continuarse consumiendo en el marco de la dieta diaria del deportista. A continuación, pasaremos a reseñarlos:

1. Los granos de quinoa

La quinoa es una planta que produce unas semillas comestibles; a estos granos se les denomina actualmente como “súper alimentos” debido a sus múltiples propiedades: están cargados de proteínas, vitaminas, minerales y fibra, a la vez que poseen muy pocas grasas, un bajo índice glucémico, y carecen de gluten. Son esas fibras las que ayudan a reducir cualquier inflamación, a la vez que controlan los niveles de proteína C reactiva, cuyo aumento también se debe a procesos inflamatorios.

2. Los arándanos

Los arándanos o frutas del bosque son pequeños frutos que crecen de manera silvestre en varias partes del mundo. Tienen diversos beneficios: son tónicos y gastroprotectivos (facilitan la digestión); astringentes y antidiarreicos (tratan dolencias digestivas); hipoglucemiantes (reducen el azúcar en la sangre); antisépticos (previenen infecciones); y antioxidantes (neutralizan los nocivos radicales libres). Uno de esos antioxidantes, las antocianinas, no solo son responsables de darle el color azulado al arándano, sino que también sirven para reducir las inflamaciones.

3. La cúrcuma

La cúrcuma es una planta herbácea originada en el sureste de la India, la cual ha servido como especia desde hace cientos de años. Cuenta con diversos beneficios: reduce la acidez estomacal, controla las flatulencias, es antidepresiva, alivia la artritis y los problemas respiratorios, combate el cáncer, protege la memoria, el corazón…y es antiinflamatoria. La responsable de esto es la curcumina, un compuesto de propiedades antioxidantes recomendado para las articulaciones.

4. Las almendras y otros frutos secos

Así es: almendras, anacardos, avellanas, maníes, nueces y pistachos (entre otros frutos secos) contienen potentes antioxidantes (denominados polifenoles) que previenen la inflamación, sobre todo en las arterias. Además, son un condimento de sabor agradable que puedes combinar con cualquier cosa.

5. Las sardinas y el salmón

En este caso, los beneficios son aportados por los multifuncionales ácidos grasos omega-3 que contienen estos pescados: el alfa-linoleico, el docosahexaenoico y el eicosapentaenoico. Este último es reconocido por sus propiedades antiinflamatorias, ya que disminuye la producción de sustancias y moléculas que causan esta afección.

Visto esto, ¿no te parece una buena idea incorporar a tu dieta de corredor estas deliciosas opciones?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here