Correr en vacaciones ¿Es posible?

0
Advertisement

Las vacaciones no deben ser la excusa para dejar de ejercitarte. Todo lo contrario. Es justo el momento perfecto para centrarse en las actividades deportivas que más te gusten. Si tu pasión es correr, entonces, no debes dejar de hacerlo. Las vacaciones son el tiempo ideal para compartir con familiares y amigos. Por lo tanto, son tus seres queridos quienes, en muchas ocasiones, terminan por ayudar y acompañarte en lo que respecta a la actividad de correr en vacaciones.

Sin embargo, en algún momento podrás recibir alguna crítica de parte de personas que no comparten la pasión del deporte contigo. Tomar la decisión de correr en vacaciones es sólo tuya. Recuerda que, es tu tiempo libre. Por lo tanto, eres el único dueño de esas horas de descanso en las que podrás realizar aquello que más te guste.

Si lo que buscas es saber por qué es tan importante y necesario correr en vacaciones. Entonces, la respuesta es sencilla y en este artículo podrás encontrar la información que andas buscando ¡No te lo pierdas!

Correr en vacaciones es una decisión que ofrece grandes beneficios…

Para la mayoría de los corredores amateurs, las vacaciones representan una oportunidad perfecta para mejorar la técnica y el rendimiento deportivo.  Sin lugar a duda, es el único periodo en que pueden disponer de todo el tiempo que deseen para correr. Al dejar atrás las actividades obligatorias, es posible tomarse un tiempo para sí mismos. Sin embargo, para los verdaderos amantes del running cualquier momento es perfecto sean vacaciones o no.  Cuando correr representa una verdadera pasión, las vacaciones no son un impedimento para dejar de hacerlo. De la misma manera en que trabajar o estar ocupados tampoco lo es.

De esta manera, las vacaciones constituyen el tiempo perfecto para sacar provecho al máximo de la acción de correr.  Los entrenamientos pueden ser más largos. Además, al no estar sujetos a la presión de las competencias es posible tomarse las cosas con calma e internalizar las fallas que tenemos. Recuerda que, conocer nuestros límites a la hora de correr es la clave para llegar a nuestra meta. Correr en vacaciones es una forma eficiente de gastar el tiempo libre.  Puesto que, permite romper nuestras limitaciones y ser mejor cada día. Además, recorrer cada kilómetro en una ruta establecida representa una maravillosa experiencia que permite darle descanso al espíritu y a la mente.

Sin embargo, más allá del deseo que se tiene por correr en vacaciones. En algunas ocasiones, correr puede representar todo un desafío.  Por ende, es necesario seguir una serie de pautas o consejos que te daremos a conocer a continuación…

¡Sal a correr en vacaciones y no pierdas tu tiempo!

Lo mejor de correr en vacaciones es que no te enfrías. Es decir, te mantienes activo y en forma durante toda la temporada de descanso. Lo cual, resulta muy favorecedor a la hora de activarte con las competencias. Puesto que, podrás lograr tener una ventaja significativa frente a tus adversarios. Ten en cuenta que, la mayoría de las personas se toman las vacaciones sólo para descansar. Dejando a un lado cualquier otro tipo de actividad. Incluyendo las deportivas.

Correr en la mañana:

El incluir la sesión de los entrenamientos a primera hora de la mañana es, sin lugar a duda, la mejor forma de lograr correr en vacaciones. Puesto que, será mucho más sencillo a la hora de administrar el tiempo. De esta manera, cualquier actividad que se piense realizar con la familia o amigos se podrá llevar a cabo con total tranquilidad y sin impedimentos. Entrenar temprano te impide dejar de hacerlo por cualquier evento o reunión que surja durante el día. Recuerda que, cuando se ha cumplido con la sesión de entrenamiento a primera hora el resto del día es libre.

¡Unifica la actividad de correr con el turismo!

Para las personas que corren, el unir esta maravillosa actividad con el turismo es una excelente opción. Se podrá conocer cada rincón de la ciudad, mientras corres y entrenas. Vale la pena probarlo y vivir la experiencia. En caso de que nos encontremos en una nueva ciudad, lo importante es plantearnos bien la ruta a recorrer. Además, de la hora que dispondremos para ello.  De esa manera, puedes disfrutar de la experiencia al máximo. No estaría de más investigar sobre clubs de corredores locales con los cuales puedas unirte en los entrenamientos. También, buscar referencias en internet de circuitos establecidos en que se pueda llevar a cabo el running. Sin que esto, signifique inconveniente alguno.

Es necesario ser realista las expectativas sobre correr en vacaciones…

A veces puede resultar difícil el cumplir con las exigencias del entrenamiento diario en periodos vacacionales. Sobre todo, cuando nos desplazamos a lugares lejos de casa. Puesto que, salir de vacaciones a algún lugar tiene otras connotaciones. Tampoco hay que descuidar el tiempo de relajación en el que se pueda compartir con la familia. Recuerda, los momentos entre familiares y amigos son únicos en la vida.

Correr en vacaciones se puede aligerar. Es decir, planificar trotes suaves en los que no se invierta mucho tiempo. De esta manera, podrás explorar a fondo el nuevo lugar al que visitas sin perder la motivación por entrenar ni el momento de descanso.

Selecciona hoteles que cuenten con gimnasio

Actualmente, muchos de los hoteles están provistos de gimnasios. Los cuales, cuentan con trotadoras y pesas. Sobre todo, en caso de que te sientas inseguro de salir a correr en la calle. Entonces, la máquina de trote es una excelente opción. Puesto que, cumple perfectamente con lo que se busca al entrenar. También, el hacer uso de pesas puede ayudar a fortalecerte. De esa manera, no perderás la condición física en ese tiempo de descanso.

Inscribirse en una carrera vacacional es la mejor opción…

Una carrera que no necesariamente tenga que ser de alto renombre en el mundillo de la competencia es una buena opción. Resulta la oportunidad perfecta para correr en vacaciones. Además, es una buena opción para correr y entrenar. Mientras que, aprovechas de conocer a nuevas personas y lugares.

Por último, hay que acotar que no debes tomarte la acción de correr en vacaciones como una obligación. Recuerda que, estas de vacaciones. Por lo tanto, si no puedes salir a correr un día no es motivo de preocupación. Probablemente si estas de viaje caminarás mucho y eso ayuda en cierta manera a mantenerse activo. No necesariamente tienes que correr en vacaciones, también hay otros factores que influyen directamente en tu condición física. Tal es el caso de la alimentación.

Una buena manera de mantenerse en forma durante las vacaciones es cuidando lo que comes.  En el momento en que regreses de vacaciones te podrás reincorporar de forma gradual al plan de entrenamiento que seguías con anterioridad.  Recuerda ser paulatino en el aumento de la intensidad. De esa manera evitarás lesiones.

Advertisement