Beneficios de los masajes deportivos

0
Advertisement

Junto a un entrenamiento planificado, una adecuada alimentación e hidratación, los masajes deportivos acompañan a los deportistas para un óptimo rendimiento, fundamentalmente como técnica complementaría en la prevención y la rehabilitación de lesiones.

“Los  masajes deportivos son una disciplina que colabora en la estimulación de  la irrigación sanguínea del músculo, favoreciendo su contractilidad y elasticidad, aportando nutrientes y oxígeno previo a una competencia. Tras el esfuerzo realizado por el deportista, este tipo de masajes además estimulan la absorción de metabolitos celulares, aliviando posibles contracturas”, explica Andrés González, masoterapeuta y docente de la Escuela de Salud de Duoc UC. Los objetivos de este tipo de masajes básicamente son tres:

  1. Preparar la musculatura y tejido blando periarticular previo a la competencia
  2. Descargar la musculatura ayudando a su recuperación después de la carrera
  3. Acompañamiento en la prevención de lesiones y complemento en la recuperación de éstas, originadas en el entrenamiento.

A diferencia de otro tipo de masajes,  los deportivos fundamentalmente se ejecutan en relación a la competencia a personas que en general, tienen una musculatura preparada para este fin. “Hay que tener siempre presente los momentos en que se realizan antes, durante  y después del entrenamiento. Además, está el trabajo en la cancha o pista, en donde se genera un ambiente y condiciones en que se debe tomar decisiones rápidas para recuperar al deportista,  ya sea por una contractura o calambres, de manera a que vuelva a la corrida”, agrega Andrés.

Las maratones son un ejemplo donde el deportista requiere un entrenamiento muy planificado, con una exigencia importante en sus estructuras corporales, en que se producen lesiones por sobrecarga, contracturas que si no se trabajan a tiempo, podrían generar procesos inflamatorios importantes o rompimiento de tejido como es el desgarro muscular. “Previo a la competencia también se trabajan las plantas de los pies de manera profunda, a fin de que la fascia plantar esté en perfectas condiciones. Sin embargo, a veces se realizan masajes en otras zonas corporales según la necesidad del deportista como es el ejemplo de la espalda. Después de la competencia, se le atenderá una vez que se haya hidratado, con pulsaciones bajas y no presente mareos. El objetivo será trabajar principalmente los músculos. Estos se deben bombear bastante, favoreciendo su relajación con maniobras como amasamientos amplios y fricciones profundas en dirección del retorno venoso, complementando con movilizaciones pasivas y elongaciones. Teniendo precaución de no generar más dolor que el que pudiese ya sentir después de la competencia”, señala el especialista.

Los Técnico Superior en Fisioterapia de Duoc UC, desempeñan su quehacer en prevención, promoción, tratamiento y rehabilitación. Los masajes deportivos son una importante disciplina con la que apoyan a los diversos deportistas en la recuperación de las exigencias físicas, con el objetivo final de favorecer su reincorporación con prontitud a la actividad.

Advertisement