¿Cuándo estoy listo para correr un maratón?

0
Foto: maratondesantiago.com

La experiencia en la carrera es fundamental al momento de poder afrontar un maratón. Si deseas participar en este evento, entonces, necesitas de una gran madurez atlética. Así como de todos los requerimientos necesarios para la formación del entrenamiento. Englobando aspectos como el alimenticio, mental y físico. Cuyo orden riguroso permitirá alcanzar el objetivo a la hora de correr un maratón. Si deseas saber cuándo es el momento indicado para correr un maratón, debes prestar atención a las siguientes líneas. ¡Aquí te contaremos todo sobre el tema!

¿Cómo saber si estoy listo?

Un corredor debe contar con una buena base. Es decir que, ya haya participado en otros eventos similares. Esto, con el fin de estar preparado para dar el gran paso de correr un maratón. Primero, habría que poder recorrer 25 km sin muchos problemas. Claro está, con un periodo de preparación que oscila entre los 3 a 4 meses. Para los principiantes que sólo pueden abarcar unos 10 km en un tiempo de hora y media, todavía les falta un poco más de preparación.

Debido a que los maratones constan de 42.195 mts es necesario plantearse objetivos realistas. En el caso de los novatos no se debe prescindir del tiempo para poder abarcar esa distancia. Lo mejor es enfocarse en completar el recorrido al correr un maratón de la mejor manera posible. Para los corredores de maratones avanzados se manejan otro tipo de tendencias. Puesto que, buscan romper cada vez sus marcas, conociendo de lleno sus limitaciones. Sin embargo, para llegar a ese nivel falta mucha experiencia y recorrido. Por lo que, sólo hay que ser paciente en la formación como maratonista.

El control de la mente es el primer obstáculo que superar…

El control de la mente es un factor muy importante. Las emociones, también deben ser entrenadas.  A pesar de que muchos ignoran la faceta psicológica, ésta cumple un rol fundamental a la hora de obtener un buen rendimiento al correr un maratón. La forma adecuada de exponer el cuerpo a la presión del recorrido es completando una ruta fijada con anterioridad. Por lo que, el cerebro se va acostumbrando a las nuevas condiciones y va mediando respuestas motrices más rápidas a la hora de correr. Hay que recordar que recorrer distancias cortas en periodos de intervalos de descanso medianos no es lo mismo a correr una ruta completa. Por lo que, se hace necesario mantener una buena disciplina en ese aspecto. La familia, también es importante en el proceso del entrenamiento. Recibir el apoyo adecuado de la misma ayuda a obtener mejores resultados en todo ese largo camino que compone ser un corredor.

La respuesta del cuerpo ante un maratón

Cuando el cuerpo se somete a una carrera usa las reservas de glucógeno que se encuentran en el hígado y en los sarcómeros de los músculos para obtener energía. Una vez que las reservas de glucógeno empiezan a agotarse se pasa a un nuevo sistema de consumo de energía mucho menos eficaz. El cual, está estrechamente relacionado con la síntesis y degradación de las grasas. A partir de este momento, el cuerpo se ve expuesto a un “muro”. Esto, es una fase que experimenta todo corredor al someterse a rutas de largas distancias. Se ha registrado que, dicho “muro” suele hacerse presente a partir del kilómetro 30 de correr un maratón. Se caracteriza por una fuerte pesadez en las piernas y una falta de respuesta al estímulo externo.

Por otro lado, al estar desbordante de fatiga bajan los niveles de dopamina en el cuerpo. Por lo que, obliga al mismo cerebro a emitir una señal de “stop” que va dirigida a todo el metabolismo para someterlo al correspondiente descanso. El cuerpo sólo puede soportar óptimamente un poco más de dos horas. Por lo que, la calidad de cada corredor al afrontar un maratón depende de cómo sobrelleva ese muro de agotamiento a partir del kilómetro 30. Lo ideal al correr un maratón es salir airosos del mismo y completar la ruta en los mejores tiempos.

Correr un Maratón: Claves para tener un rendimiento perfecto

1) Tener mucha paciencia. Así como constancia en el entrenamiento. De esta forma, se puede enfrentar el desafío del maratón en las mejores condiciones posibles.

2) No hay que sobre entrenarse al correr un maratón.  Este un error muy típico en los corredores amateurs. Es necesario hacer al menos unas 4 sesiones por semana. Donde una de ellas, buscará recorrer la mayor cantidad de kilómetros posibles.

3)  No descuidar los ejercicios de calentamiento y de flexibilidad. Estos, son esenciales para obtener la mejor respuesta de los músculos al momento de correr grandes distancias.

4) Mantener un buen ritmo de los tiempos de descanso y corrida. Puesto que, así evitaremos que el cuerpo nos pase factura más adelante.

5) Después de completar rutas de largas distancias. Debemos someternos a una buena reposición de agua y carbohidratos para abastecer energéticamente el cuerpo.

6) Nunca hacer cambios de última hora al momento de correr un maratón. Se hace necesario comer lo de costumbre y usar la misma ropa que en los entrenamientos. Así, nos aseguramos de que la resistencia del cuerpo nos haga malas jugadas cuando estemos corriendo sobre la ruta.

Advertisement