Desgarro muscular en corredores, que es y como actuar

0
75
Desgarro muscular en corredores

Los músculos son estructuras cuya función es contraer y elongar para producir movimiento de diversas articulaciones del cuerpo humano. El desgarro muscular ocurre cuando una o más fibras del músculo se rompen, provocando un dolor intenso que obliga a suspender la actividad que estamos realizando.

El desgarro muscular se clasifica en 3 grados, siendo la ecografía y resonancia magnética los exámenes a elección para confirmar el diagnóstico.

Grado 1: daños leves de las fibras musculares.
Grado 2: rotura parcial de las fibras musculares.
Grado 3: rotura completa de las fibras musculares.

La gravedad de la lesión se determina por factores como la localización, tamaño del desgarro, edad ya que se ha descrito que mientras mayor edad esta está más propenda a sufrir la lesión, estado general de salud.

Existen diversas maneras de que se produzca un desgarro muscular, se destacan 3 formas:

1.- Directa: producida por un golpe o contusión provocando la rotura de las fibras musculares.

2.- Distención: el músculo es estirado de tal forma que sobrepasa la capacidad natural del musculo provocando rotura.

3.- Indirecta: elongación brusca del musculo, producida por una contracción rápida y fuerte. Es la manera más común de producir un desgarro.

Todos estamos propensos a sufrir esta lesión pero la mejor forma de prevención es tener una buena condición física y atlética, alimentación e hidratación, pero lo más importante que hay que mantener en cuenta es el calentamiento y elongación antes y después del ejercicio o la actividad física.

Si durante la actividad notamos un fuerte dolor incapacitante debemos aplicar hielo local por 10 minutos (se recomienda varias veces al día) y acudir rápidamente a la consulta médica para acompañar el tratamiento con medicamentos y confirmación diagnóstica. Cabe destacar que no siempre presenta hematoma en la zona por lo que no es un indicador de desgarro.

Consultar con Traumatólogo es importante para confirmar el diagnóstico y derivación a Kinesiólogo, cuál es el profesional que comenzará el y tratamiento de rehabilitación entregando cuidados generales y carga según el progreso y evolución. Los plazos de regreso a la actividad están a criterio de este profesional y de la gravedad de la lesión, los que pueden ser entre 10 a 8 semanas en el caso de una lesión grave.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here