Corriendo por las montañas con bajas temperaturas

0
231
Foto de: alpsinsight.com

Si bien estamos a mitad del invierno y se aproxima la primavera, las bajas temperaturas siguen acechando, sobre todo por la mañana y al caer la noche. Esto es relevante para los que salimos a correr a la montaña, porque en la mañana hay que soportar bajas temperaturas, y allá arriba son aún más bajas.

Este ha sido el primer invierno que he ido a entrenar regularmente a las montañas, y debo decir que es mejor ir con más abrigo del necesario, a que falte abrigo. El invierno ha estado dominado por un gran rango de temperatura entre la mínima y la máxima: al salir la temperatura bordea los 2-3° y corriendo por la montaña se alcanza los 20°. Esto puede resultar un poco problemático, sobre todo si llevamos mucho abrigo y si no llevamos protección contra el sol. Esto lo viví en mi última salida, donde en la mañana hacía mucho frío y después mucho calor. Resultado: mochila llena de ropa, insolación y deshidratación. Es por esto que hay que estar preparado para todo en la montaña.

Acá la lista de cosas que recomiendo para correr en la montaña con bajas temperaturas:

  1. Mochila en la que quepa todo lo necesario (mencionado acá abajo); ojalá con accesos fáciles a los bidones de agua y que no provoque rebote en la espalda.
  2. Ropa por capas. Primera capa, segunda capa y cortaviento. Calzas y short. Además un buff o cuello nos podría ayudar a capear el frío en la cabeza, orejas y cuello. También unos guantes pueden proteger del frío y caídas.
  3. Zapatillas adecuadas para correr en cerro, con calugas en la suela, que nos entregan buen agarre tanto en subidas como en bajadas. Esto es sumamente importante, ya que así evitaremos posibles caídas.
  4. Lentes de sol y gorra para protegerse del sol.
  5. Al menos 1 litro de agua, en el caso en que nos podamos abastecer durante la ruta, y al menos 1,5 litros si no hay para recargar agua en la ruta. Es recomendable andar con un jugo isotónico, para ir relevando el consumo de agua.
  6. En cuanto al alimento, al menos 2 frutas (que aportan en la hidratación también), un snack de frutos secos, y algún trozo de pan o barrita energética.
  7. Primera capa y calcetines de recambio. Esto debido a que la ropa que ocupamos para correr queda empapada de sudor y así podemos cambiarnos y evitar un enfriamiento y posibles complicaciones.
  8. Documentos, algo de dinero y celular cargado full, para tener comunicación en caso de cualquier eventualidad. Manta de supervivencia en caso de complicaciones climáticas, y silbato en caso de cualquier emergencia.
  9. Avisar en casa a qué lugar se va y registrarse en las entradas de los parques.
  10. No siempre está demás mencionar que se eviten acciones temerarias, y que siempre está primero nuestra seguridad y la de nuestros compañeros(as) ante todo.
  11. Por último, y quizás lo más importante: el día anterior a la salida informarse muy bien del tiempo (ojalá de varias fuentes) y tomar la decisión adecuada; si llueve o hay mal tiempo, NO ir a la montaña. La montaña estará ahí por miles de años, por lo que no debemos arriesgarnos por cumplir una salida de entrenamiento.