Testeo Nike Lunarglide 8

0
316

Nuestros amigos de Nike nos invitaron a probar las nuevas Lunarglide 8, unas zapatillas que se caracterizan por ser muy cómodas y con gran amortiguación.

Mis comienzos en el running fueron con las Lunarglide 2, ver hoy en día que Nike ya está lanzando su octava versión de este gran modelo es algo que sin duda me hace evocar el pasado.

La primera impresión que me entrega esta zapatilla es de un modelo muy liviano (esto se puede deber a que solo pesa 313 gr) además de una buena amortiguación y una gran suavidad, lo cual es ideal para carreras prolongadas ya que permite una pisada más firme, rápida y ligera.

Nike Lunarglide 8 Suela

Lunarglide 8 se inclina por un diseño minimalista. Su suela tiene incorporado unos diseños concéntricos que ayudan en la tracción, lo cual se siente muy cómodo en carreras de calle donde entrega un gran retorno de energía. Si bien este diseño favorece en las carreras de calle no es suficiente para terrenos más complejos como lo son senderos de tierra o grava suelta (que es donde entreno habitualmente para cuidar las rodillas).

Nike Lunarglide 8 parte superior

La parte superior de esta zapatilla es muy cómoda y suave. Debido al diseño que posee la  malla de la parte superior permite una gran transpirabilidad y comodidad, a su vez, la incorporación de la tecnología Flywire adapta el pie para brindar un ajuste seguro.

Este modelo también incorpora un soporte en el talón el cual entrega mucha firmeza y estabilidad.

Finalmente otra característica muy notable de la parte superior es que cada lazo de cordón se adhiere a la suela para entregar un mayor ajuste y comodidad.

Más información

  • La manga interior proporciona transpirabilidad y un ajuste similar al de un calcetín
  • Peso: 313 gramos
  • Drop: 9,5 mm
  • Tipo de pisada: neutra o levemente pronadora