Recién amputada de una pierna herida durante una de las explosiones que ensangrentaron la versión 2013, la corredora Rebekah Gregory cruzó el 20 de abril la meta del Maratón de Boston después de transitar los metros que la tragedia le impidió correr aquel año.

La joven tejana Rebekah Gregory, @rebekahmgregory, emocionó al mundo con su fuerza para sobreponerse tras perder definitivamente la pierna izquierda y, aún así, correr en la maratón que cambió para siempre su vida. Madre de un niño, Rebekah corrió desde el kilómetro 37 junto a su entrenador, también usuario de una prótesis, y, al llegar a meta, se arrodilló emocionada.

– “En este día…tomo mi vida de vuelta” dijo llorando.

Superación y lucha

Rebekah Gregory perdió su pierna izquierda hace seis meses tras 17 operaciones orientadas a salvar su funcionalidad, después de sufrir serios daños producto de una de las explosiones. Fue cuando tomó la determinación de retomar este año la carrera que impactó trágicamente su vida y la de otras 280 personas directamente afectadas con el atentado. La rubia corredora, quien debió enfrentar como testigo a los acusados de perpetrar los atentados durante el juicio que tuvo lugar el año pasado, da charlas motivacionales a través de su país. Su lema: “Lo que nos define es cuán bien nos levantamos luego de caer“, ocupa su página en twitter la que, tras su participación en la maratón, recibió miles de afectuosos saludos.